En mi último año del Grado de Farmacia, tenía claro que en el futuro quería trabajar en la Industria farmacéutica. Sin embargo, no sabía cómo ni de qué manera comenzar en este desconocido sector. Al no tener claro esto, decidí que tenía que ponerme a trabajar, conocer el mundo laboral y empezar a asumir responsabilidades que me ayudaron a madurar como profesional. Tras dos años trabajando como farmacéutica adjunta en una oficina de farmacia, pude ver como otros compañeros de carrera se habían adentrado en la industria farmacéutica, a través de ellos conseguí una pequeña visión del trabajo que se desarrollaba en este sector y comprendí el camino que debía tomar para acceder a él. Realizar un Máster me ayudaría a adquirir los conocimientos específicos y las competencias necesarias para trabajar en la industria.

Tras consultar diversas escuelas de estudios de postgrado, EPHOS fue la opción por la que me decanté. Disponía del máster que me parecía más interesante, el Máster en Industria Farmacéutica y Biotecnológica, una fusión perfecta entre los conocimientos técnicos que quería adquirir para diferenciarme como profesional y una visión global del funcionamiento de una compañía farmacéutica, además garantizaba la obtención de prácticas remuneradas en conocidas y prestigiosas empresas.

Gracias a EPHOS, conseguí una beca en el departamento de Regulatory Affairs en AbbVie. Durante casi doce meses, tuve la suerte de conocer en profundidad cómo funciona una gran compañía farmacéutica innovadora, gracias al trabajo transversal y multidisciplinar pude conocer también distintos departamentos de la compañía. Esto me ayudó a entender y valorar todo el trabajo que se realiza en estas empresas. Fue entonces, cuando supe con seguridad que había tomado la mejor decisión, desarrollarme como profesional en el mundo de la industria farmacéutica y sentir verdadera ilusión en la realización de mi trabajo. AbbVie me enseñó que todo el esfuerzo y el trabajo que desarrollan (al igual que cualquier otra compañía farmacéutica) tiene un objetivo final, mejorar la vida de los pacientes que sufren enfermedades y patologías incapacitantes. Personalmente, esta finalidad hace que realice mi trabajo hoy en día con ilusión y dedicación.

Mientras, en las clases de máster, continuaba adquiriendo conocimientos técnicos y de manejo de herramientas de gestión relacionadas con la productividad y la cadena de suministros, para desarrollar competencias como capacidad de análisis y organización que demanda la industria farmacéutica en las áreas de producción, calidad, distribución y registros. Las acciones que se desarrollan en estas áreas son vitales para el buen funcionamiento de cualquier compañía farmacéutica, ya que permiten que todos los pacientes tengan acceso a sus tratamientos con la máxima garantía posible de seguridad y eficacia, ofreciéndoles así una solución fiable a quienes necesitan de los medicamentos o productos sanitarios para mantener o mejorar su salud.

EPHOS me dio la oportunidad, las herramientas y la confianza necesaria para adentrarme en el sector laboral del que, tras haber tenido la oportunidad de conocer en la beca, sé que quiero seguir desarrollándome como profesional. Por lo tanto, solo puedo dar las gracias a EPHOS como a los profesionales que nos impartieron clases, por compartir con nosotros sus conocimientos y experiencias laborales, que han conseguido, y creo que puedo hablar en nombre de varios de mis compañeros, motivarnos para desarrollarnos profesionalmente en estas áreas de la industria farmacéutica y dar lo mejor de nosotros en nuestros entornos laborales.

Blanca Benayas Rodríguez

Blanca Benayas Rodríguez fue alumna del II Máster en Industria Farmacéutica y Biotecnológica y, actualmente, trabaja como Regulatory Affairs Officer en Aurovitas Spain.

Secured By miniOrange