Nadie quiere enfermar. Si esta afirmación es cierta, que lo es, todas las campañas de prevención deberían tener éxito, ya que todas ellas buscan salvaguardar la salud de las personas. Sin embargo, eso no es así ya que muchas de ellas no alcanzan los objetivos esperados. ¿Cómo es posible?

Es curioso cómo funcionamos las personas. A veces recibimos recomendaciones y consejos de prevención a los que no prestamos la atención suficiente, a pesar de que solo buscan proteger nuestra salud y calidad de vida. Por eso, desde las agencias debemos intentar comprender el comportamiento de la sociedad cuando trabajamos en este tipo de campañas. ¿Por qué algunos mensajes calan más que otros? ¿Depende de la patología o de su gravedad? ¿Las recomendaciones de prevención solo son eficaces cuando el miedo es un componente?

Si pensamos en ejemplos de comunicación que hemos podido ver de cerca, como la realizada durante la crisis sanitaria de la COVID-19, podemos sacar algunas conclusiones y aprendizajes aplicables a los proyectos que trabajamos en las agencias healthcare.

La situación actual nos ha demostrado que la comunicación es esencial para la salud personal y la salud pública. ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestras campañas de prevención? Es imprescindible un análisis exhaustivo de todas las variables y decidir cuándo y cómo comunicar.

Un mensaje oportuno

Sabemos que hay que cuidar el mensaje, sobre todo ante la cantidad de información que recibimos a diario. Este mensaje ha de ser claro y único, y debe contener información suficiente, accesible y comprensible. Además, en función del target al que nos dirijamos, deberemos pulir el lenguaje y el tono que vamos a utilizar, y aprovechar los canales y herramientas de comunicación digitales que tanta eficacia han demostrado durante esta crisis.

Tan importante como el mensaje, es nuestra capacidad de anticiparnos. Prevenir es avisar de un daño por adelantado, por lo que el momento del lanzamiento de la campaña influirá en la repercusión de la misma.

En tiempos de pandemia

Estamos en un momento sin precedentes en el que las campañas de prevención han adquirido un papel muy relevante. Algo que supone una oportunidad, pero también un desafío: la cantidad de campañas y mensajes acaban por saturar a los ciudadanos y sabemos que no basta con apelar a la responsabilidad individual o despertar la conciencia del espectador.

Por eso, además de tener en cuenta los factores que hemos mencionado, en la agencia apostamos por promocionar la salud. Esto implica, no solo comunicar las recomendaciones y consejos oportunos, sino poner en valor los beneficios que suponen para el público. Una forma más amable de trasladar un mismo mensaje: traducir “qué tienes o debes hacer” por “qué conseguirás si lo haces”.

María Royo

María Royo

Ejecutiva de cuentas en DOCTORA MOSS agencia perteneciente a AEAPS

Secured By miniOrange