Cuando algo está comiéndote por dentro es muy difícil confiar en alguien a quien contárselo.

Primero, porque cuando lo cuentas se hace real, “eso” toma forma y se convierte en algo de verdad.

Segundo, cuando tienes que contarlo, y te dicen -confía en mí, dímelo, no va a salir de aquí-, es como ponerse de pie en un precipicio y saltar sin pensarlo, y cuesta, eso CUESTA de verdad.

Pero y ¡qué PERO!, aquí viene la parte menos dolorosa, la parte que hace que te compense ese salto al vacío, que al final de ese salto, si todo sale bien, ni siquiera sientes el golpe, porque te dieron alas. Porque al soltarlo no te lo quitas de encima, pero lo miras con perspectiva buscando una solución. Y todo, repito TODO, se ve más claro.

Tras esta reflexión personal que más bien necesitaba plasmarla aquí para darle forma que para introducir el post, creo que lo más difícil es darle forma a un problema, si ronda tu cabeza ahí se queda hasta que eres lo suficientemente valiente, o hacen que lo seas, como para enfrentarlo, y creo que lo bueno que tenemos es que lo de dar forma a las cosas nos gusta no, nos encanta.

Y si no me creéis pensar en el último día de Design cuando pudimos darle forma a nuestro “problema” pudimos darle forma nuestro proyecto de la forma más sencilla y básica, pero considero que fueron unas aportaciones brutales las de todos los grupos y además Tony&Iran salieron muy contentos de todos los pre-genialidades. Pre-hitos. Pre-vamosahaceralgoincreíble. Lo sé. Y si te pones a pensarlo, tu también lo sabes.

Por eso si repasamos los consejos dados en Design…

Enámorate del problema. Done.

Itera. Itera. Itera. Done.

Saca lo mejor de ti. In progress.

Haz que merezca la pena. In progress.

Así que señores, si la semana pasada habíamos venido a jugar, esto es como El Cholo, partido a partido, step by step, pero NUNCA vamos a dejar de CREER.

Mañana no es una clase normal, obvio que no me gusta, “sólo un ratito” una tutoría, con lo geniales que son las clases todos juntos, pero es momento de centrarse en la logista del proyecto, espero que tengáis un CANVAS con descubrimientos espectaculares, y un plan de calendario digno de la mejor empresa.

Porque lo importante es organizarse, lo importante es saber pararte, controlar la situación, mirar con perspectiva (me cuesta una barbaridad pero trabajo en ello…) y sopesar pros, contras y quien está mejor capacitado para jugar con eso, porque cuando aprendes a gestionar este tipo de situaciones es cuando ves frutos de tu trabajo, cuando ves que algo por fin sale, o ves que la parte que no has hecho es increíblemente buena y no podrías haberlo hecho mejor.

Confía en tu equipo, confía en las personas con las que llevas compartiendo viernes y viernes. Porque aunque sea un salto al vacío, las alas ya las tienes, las tienes desde el momento en el que elegiste número, las tienes desde la primera idea loca que surgió de cada uno, y cada una de esas ideas van encendiendo a otras muchas y al final, al final, surge la magia.

Confía.

Haz magia.

Sorprénde(TE)

Sorprénde(LES)

Sorprende al mundo. Porque tienes absoluta capacidad para hacerlo.

 

“Todo lo que una persona puede imaginar, otras podrán hacerlo realidad”

Exposición Telefónica Julio Verne.

Ya es viernes, y hay Design y todo va a salir bien.

Beso en los morros, de los que se esconden, de los que se dan con ganas, de los que transmiten más que cualquier otra forma de afecto.

MLuengo

Secured By miniOrange